O que encontrar do outro lado da esquina... uma luz, um amor, um sonho, um silêncio, um verbo ou uma conjunção que conecte dois mundos?



segunda-feira, 5 de dezembro de 2011

La Trampa

 
E inventó un nuevo pasatiempo. Compró una casita de madera para pájaros, con un zaguán y un tejado triangular. La puso en el balcón. En la única habitación de la casita, donde ésta empieza y acaba, ha puesto un monte de alpiste y ha llenado un tarrito con agua. Instaló delante de la puerta-ventana de la casita, una cámara oculta entre las plantas, conectada con otra cámara en el salón de su casa. Quiso hacer un "Gran Hermano" de pájaros.

Registró el ruido del viento revolviendo el alpiste, el vuelo de hojas desorientadas, algunas hormigas haciendo su cruzada sobre el tejado, el baile de la lluvia, la fusión del sol con la nieve...pero los pájaros, ah! los pájaros...cuando aterrizaban en el balcón, se acercaban desconfiados, oliendo la casita y observando las imágenes de su entorno, para después huir de la amenaza invisible.

"Ellos notan que hay alguien que les espera", le dije, "intuyen que algún ojo les observa o que tal vez la maceta esté un poquito fuera de su habitual sitio. Hay algo nuevo en el ambiente. No les gusta perder la propia libertad siendo observados así y temen que sus imágenes sean capturadas para siempre. Quizá el instinto les diga que aquello puede ser un gato hambriento o una venenosa serpiente, algo que moleste su sagrada y sencilla hora de paz y almuerzo. Tal vez los pájaros se sientan como nosotros en el mundo; aunque estemos solos, tenemos la impresión de que estamos siempre acompañados, como si un ojo filmara nuestras vidas. A veces notamos alguna cámara indiscreta, algún gato hambriento o una imagen que está fuera de su sitio en un momento exacto. Es el miedo a lo desconocido."

Edgar se encogió de hombros, queriendo escapar de alguna tramposa verdad...y volaron sus pensamientos junto a los pájaros.

 

Nenhum comentário: