O que encontrar do outro lado da esquina... uma luz, um amor, um sonho, um silêncio, um verbo ou uma conjunção que conecte dois mundos?



segunda-feira, 25 de maio de 2015

La Flor que amaba a Bukowski


he caminado por veredas,
subí y bajé acantilados
me he buscado en las estrellas
barría todas las huellas.

me acosté en las alboradas
cuando la luna se ocultaba
detrás de las reminiscencias
de una larga madrugada.

corrí detrás del destino
en contra de las agujas
del reloj adelantado,
como el que huye del miedo
del hambre y del sinsabor,

como el que se olvida del tiempo
en una promesa de amor.

nació la flor en el asfalto!
desabotonó en las esquinas...

las miradas se cruzaban
en ardientes lamparillas.

la noche era un manto suave
un perro que vaga, sin dueño
suave el deseo de ser
pesaba sobre el abandono.

y en los meandros del placer
la transpiración de los sexos
hizo deslizar el cuerpo,
las manos sobre los hombros.

muy dentro del refugio
se alojaba un peregrino,
un ingenuo o un ladino,
que me pagaba el gozo
de su noble salvación

de su eyaculación.

y se fumaba un clandestino
tragando muy despacito
el simulacro de pasión.



Nenhum comentário: